Desaparecidos en la dictadura franquista


En los territorios que cayeron desde el 18 de julio de 1936 bajo el dominio franquista no hubo frente, no hubo guerra, solamente violencia y represión sobre la población civil. El terror se impuso para provocar la inmovilización y la sumisión. Bajo esta premisa, miles de vallisoletanos fueron humillados, encarcelados, fusilados o sacados de sus casas para ser asesinados y abandonados en los campos y cunetas.

El franquismo se construyó sobre el dolor, el miedo y el silencio, y han tenido que pasar muchos años para que los familiares de todas estas víctimas comiencen a tener voz y espacio. Los desaparecidos quedaron enterrados en las cunetas y el duelo por estos muertos jamás se hizo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario