Plan de viviendas en Uruguay " PLAN JUNTOS"

06/06/2012 Delia Soria en Salto “El Plan Juntos no regala nada, brinda oportunidades a la gente” "El Plan Juntos no es programa de vivienda porque su objetivo es sociohabitacional, instancia que habilita un dispositivo social. Las siete viviendas inauguradas tardaron poco más de dos meses en hacerse porque son construcciones prefabricadas de fibrocemento con espuma y sobre la platea se construye con paneles. Es un sistema rapido y la gente lo aprende rápidamente” dijo Delia Soria, directora del Plan. El subsecretario del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), Lauro Meléndez y la directora del Plan Juntos, Delia Soria, llegaron a Salto desde Montevideo sobre las 15:00 horas del miércoles 6 de junio para inaugurar siete viviendas en el barrio Ceibal Sur. La ocasión fue propicia para dialogar con la prensa y anunciar que próximamente se inaugurarán en el terreno próximo a las viviendas otras 27 edificaciones. Meléndez dijo que el Plan Juntos es un reencuentro entre la gente y una oportunidad para que la comunidad se sienta como tal. “La estrategia de la vivienda generó comunidad”, aseguró. “Una cosa es la política de llave en mano y otras situación muy distinta es la autoconstrucción”, diferenció. La construcción en el caso del Plan Juntos es producto de la coordinación de proyectos entre el MIDES, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y diferentes intendencias. En Salto ya se realizaron inauguraciones, tanto en Batlle Berres como en 1º de Mayo o Cerro Norte, entre otros barrios. "De esta forma, se refuerzan vínculos en el territorio con todos los servicios que el Estado pueda prestar", precisó el jerarca. El subsecretario anunció que a mediados de junio se llegará a 1.500 plazas en los refugios de Salto, destinadas a personas en situación de calle, como resultado del trabajo conjunto entre el Ministerio de Defensa y la dirección departamental del MIDES. Barrio Ceibal Sur Los beneficiarios de las viviendas inauguradas tardaron poco más de dos meses en construirlas. Las estructuras son prefabricadas, de fibrocemento con espuma y paneles. “Es un sistema rápido y la gente lo aprende rápidamente también”, dijo a la Secretaria de Comunicación Delia Soria, directora del Plan Juntos. Sumando obras en todo el país, el Plan Juntos inauguró 40 viviendas en Artigas, otras 40 en Salto y, a diciembre, proyecta 100 nuevas soluciones habitacionales en el interior del país. Delia Soria aclaró que también se mezclan las edificaciones de fibrocemento con casas de ladrillos, construcción tradicional en Uruguay. “Se trata de trabajar de acuerdo a los materiales que más abundan en cada zona del país , apuntó. El Plan Juntos mantiene una planificación realizada en base a un presupuesto de US$ 5 millones. Cada uno de los hogares inaugurado tiene su conexión a internet y computadoras cedidas por ANTEL. Soria también agradeció la colaboración de OSE por la realización del saneamiento y a la empresa estatal ANCAP. Las viviendas modestas tienen tarifas diferenciales en los precios de consumo de energía y tarifas sociales de OSE. Ante dudas planteadas, Soria aclaró que las casas están a nombre de las familias. “Es una vivienda definitiva que mantendrán de acuerdo a los cuidados que les otorguen”. Específico que el Plan Juntos no es plan de vivienda, porque su objetivo es sociohabitacional y toma como eje a la vivienda, instancia a partir de la cual surge un dispositivo de políticas sociales. La casa y el cambio rotundo Jorge Rojas integra una familia de siete personas, cinco niños pequeños y dos adultos. Es uno de los siete vecinos que participaron en la construcciòn de las casas de color naranja y techos verdes que hoy se ven en el predio cedido por la intendencia departamental y la ayuda social del Plan de Integración socio habitacional Juntos en la calle Oficial 1 del barrio Ceibal Sur. "La casa de tres dormitorios, comedor, cocina, baño y patio está hecha de fibrocemento y es de resistencia comprobable", dice Jorge, convecido. Agrega orgulloso que participó en la construcción —que duró apenas dos meses y medio— de las plateas, el piso y los techos y que ahora solamente faltan algunos detalles. Las ventanas y las puertas se pueden cerrar y no permiten el pasaje del gélido viento de afuera, situación muy diferente a la que la familia experimentaba en una pieza ubicada en un terreno, cerca del centro de la ciudad, que abandonó tras un proceso de lanzamiento judicial. En esa zona de la Salto vivían cinco familias que hoy integran el nuevo complejo habitacional y el futuro barrio. Según expresó, la compañía de las asistentes sociales del Plan Juntos y del MIDES fue un pilar y un gran apoyo emocional para la familia. Sienten que el cambio fue espectacular y que están cómodos porque al cambiar la casa y el barrio, cambiaron su vida en forma rotunda.